Desde el jueves 14 del presente mes el Consorcio Azucarero Central (CAC) llevó a cabo un operativo de entrega de útiles escolares a cientos de niños en condiciones de vulnerabilidad de las comunidades Las Salinas de Villa Central, Santa María y Santa Bárbara del municipio Tamayo, así como Bombita y Los Saldillos de la provincia Barahona, con el objetivo de que puedan iniciar el año escolar 2021-2022.

«Con estos aportes garantizamos que más de 1,000 niños en edades entre 5 y 12 años, quienes viven de estas comunidades, tengan los materiales necesarios para estudiar y puedan asistir desde que inicia el año escolar”, dijo Julio Fernández, superintendente de Comunicaciones del CAC. Asimismo, exhortó a que los padres envíen a sus hijos a las escuelas porque solo la educación hace que los pueblos se desarrollen y avancen hacia un futuro mejor.

 

Los útiles escolares donados a los niños estudiantes consistieron en mochilas, mascotas, lápices, saca puntas, borradores, lápices de colores, entre otros materiales, lo cual favorece a cientos de padres respecto a sus gastos escolares e incentiva desde ya el inicio del nuevo año escolar.

Entrega de cuadernos a hijos de empleados

De igual manera, como cada año, el CAC hizo entrega de más de 10 mil cuadernos a los hijos de sus empleados.

El trabajo realizado se desarrolla dentro de su política de responsabilidad social empresarial, la cual considera dentro de sus ejes a la educación como uno de sus más importantes.

Con esta acción, la empresa azucarera reitera su compromiso con los habitantes de estas comunidades y su personal, de ofrecer apoyo.