Miami.- La novena depresión tropical de la temporada de huracanes en el Atlántico se convirtió este jueves por la tarde en la tormenta tropical Ida rumbo a Islas Caimán y la costa sur del occidente de Cuba, con pronóstico de tocar tierra en Estados Unidos el domingo convertida en huracán.

En un boletín especial de las 17.20 hora local (21.20 GMT), el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de EE.UU. indicó que la tormenta fue observada por un avión cazahuracanes con vientos sostenidos de 40 m/h (65 km/h), aunque con ráfagas aún mayores.

Ida se desplaza hacia el noroeste del Mar Caribe y su centro fue localizado unas 100 millas (160 km) al oeste-suroeste de Negril (Jamaica), y a unas 130 millas (250 km) al sureste de Gran Caimán.

Los Gobiernos de Cuba y las Islas Caimán emitieron hoy un aviso de tormenta tropical (paso del sistema en 36 horas).

El aviso afecta en Cuba a las provincias de Matanzas, Mayabeque, La Habana, Artemisa, Pinar del Río y la Isla de la Juventud.

Según un probable patrón de trayectoria, el centro de la tormenta pasará esta noche cerca o sobre las Islas Caimán y el viernes sobre la Isla de la Juventud y el oeste de Cuba.

El mismo viernes por la noche y el sábado podría situarse el sistema ya en aguas del sureste y centro del Golfo de México, para «aproximarse el domingo a la costa estadounidense del Golfo», advirtieron los meteorólogos.

Ida, que proviene de una depresión tropical formada este jueves al suroeste de Jamaica, podría convertirse en huracán mayor (categoría 3) cuando entre en aguas más cálidas del Golfo de México con rumbo probable a las costas de Luisiana, en Estados Unidos.

«El sistema podría convertirse en un huracán de categoría mayor (3, 4 o 5 en la escala de Saffir-Simpson) cuando se aproxime a la costa norte del Golfo», resaltó el NHC.

La proyecciones del NHC muestran que el ojo del sistema podría tocar tierra en algún punto de la costa del estado de Luisiana el domingo.

Los expertos prevén que el fenómeno meteorológico genere peligrosas marejadas ciclónicas con «olas grandes y destructivas» en la costa oeste cubana e intensas precipitaciones en Jamaica y Gran Caimán.

Es probable que las lluvias de este sistema comiencen a impactar porciones de la costa central del Golfo de Estados Unidos temprano el domingo.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EE. UU. (NOAA) pronostica que la actual temporada ciclónica en el Atlántico va a tener una actividad por encima del promedio.

En lo que va del año se han formado tres huracanes en la cuenca atlántica, Henri, Grace y Elsa, ninguno de los cuales ha alcanzado la categoría 3 o más en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de un máximo de 5.