Santo Domingo.- La doble medallista olímpica, Marileidy Paulino, dijo este viernes que le dedica sus medallas al pueblo dominicano, a quien exhortó que continúen creyendo en Dios porque Él es el dueño de todo y la esperanza.

Aseguró que acudió a la pista de los Juegos Olímpicos confiada en que iba salir victoriosa “porque en todo momento Dios corrió con ella”.

“Dios me trajo para esto por un motivo y por una razón. Cuando entré a la pista mi único pensamiento fue que sea la voluntad de Dios, pase lo que pase. Siempre estaré agradecida de Él”, aseguró Paulino.

La joven que solo lleva un año en los 400 metros planos, informó que durante su carrera supo qué haría en cada momento, razón por la que aun corriendo ya sabía que quedaría en segundo lugar.

Paulino que corrió para su madre, “que disfrute, que el triunfo es de ella también”.

Marileidy Paulino es la primera mujer en la historia de las participaciones de República Dominicana en Juegos Olímpicos que logra una medalla individual en cualquier competición. Se convierte además en la única atleta del país caribeño en ganar dos medallas olímpicas, luego de que anteriormente lograra otra plata en la carrera de relevos mixtos 4×400 metros y adicionalmente, se convirtió en apenas la segunda atleta quisqueyana con dos medallas, igualando al corredor de 400 metros con vallas, Félix Sánchez, quien alcanzó dos oros olímpicos (Atenas 2004 y Londres 2012).

Paulino, quien solo tiene 24 años, se convirtió en Tokio 2020 en la atleta dominicana más exitosa a nivel de competencias olímpicas (e internacionales), superando cualquier expectativa que hubo sobre ella al iniciar las competiciones olímpicas.

Con la cuarta medalla en Tokio 2020 (tres platas y un bronce), la República Dominicana sigue sumando a la que ha sido su mejor actuación histórica dentro de unos Juegos Olímpicos, superando las dos medallas obtenidas en Londres 2012 y colocándose como uno de los países latinoamericanos mejor situados dentro de la tabla del medallero olímpico.