Santo Domingo.- El expresidente de la República y presidente del partido Fuerza del Pueblo (FP), Leonel Fernández, dijo este lunes, en su alocución transmitida por una cadena de medios de comunicación, que el gobierno, ha estado manipulando cifras estadísticas para confundir al pueblo, y que el crecimiento que se ha querido presentar al país, es un crecimiento relativo que no refleja lo que realmente acontece en los hogares dominicanos.

Refirió, que de conformidad con datos ofrecidos por el Banco Central, durante los primeros seis meses de este año, 2021, la economía dominicana creció 13.3% y se pronostica que, para el año, en su totalidad, crecerá en 7.5%.

“Parecen cifras astronómicas, pero en verdad se trata de un rebote estadístico que compara la reactivación del crecimiento de este año con el colapso experimentado en nuestra economía en el 2020, que fue de -6.7% del PIB. No obstante, cuando se establece una relación entre los resultados del crecimiento económico del 2021, con los del año anterior a la pandemia, el 2019, resulta que la proyección real de crecimiento para el 2021 es tan solo de 0.3%, fíjense ustedes, de una proyección de crecimiento, por rebote estadístico, de un 7.5% a una realidad de solo 0.3%”, señaló el exmandatario.

Fernández, resaltó el papel significativo que han tenido las remesas enviadas por los dominicanos en el exterior, quienes siempre están dispuestos a manifestar su solidaridad, aún en circunstancias adversas para ellos mismos.

Dijo que durante los primeros siete meses de este año, de enero a julio, el país recibió 6,159 millones de dólares, lo que representa un aumento de 1,856 millones con respecto al mismo periodo del 2020, equivalente al 43.2%. Señaló que esos recursos que ingresan al país son de una importancia tal, que en la actualidad resultan determinantes en el presupuesto del 50% de los hogares dominicanos.

Con relación a la recuperación económica del país, reseñó que como consecuencia del impacto económico del Covid-19, la economía, que en el 2019 tenía un producto interno bruto ascendente a 89 mil millones de dólares, experimentó, en el 2020, una caída de 10 mil millones; y que hablar de recuperación económica significa, en primer término, recuperar esos 10 mil millones de dólares perdidos en nuestra capacidad de producción de riquezas. Eso, claro está, no se logrará este año. Con vientos a favor podría, tal vez, lograrse en el 2022; pero lo más probable, sin embargo, es que lo podamos alcanzar en el 2023.

Sobre los programas de asistencias social “Quédate en Casa, Fase y Pa`ti”, Fernández, especificó que a pesar de que fueron extendidos hasta diciembre de 2020, la pobreza aumentó en el país; y que en términos absolutos eso implicó que 268,515 dominicanos descendieran a niveles de pobreza general, incrementándose, de igual manera, la indigencia o pobreza extrema.

De igual modo, señaló la incompetencia del gobierno en solucionar el incremento de algunos productos de la canasta básica familiar, como es el caso del pollo, arroz, aceite y las habichuelas; así como el aumento desmedido de productos como el huevo, al pasar de 179 pesos a 231 pesos el cartón de 30 unidades. La carne de res, que costaba 111 pesos la libra, ahora se encuentra a 152 pesos. El aceite de soya subió de 380 pesos a 626 pesos el envase de 128 onzas; y las sopitas de 38 a 57 pesos la cajita de 7 unidades.

Acerca de los datos ofrecidos por el gobierno, sobre la recuperación de empleo pre-pandemia, Fernández, comentó que se acoge a los datos ofrecidos por la Encuesta Continua de la Fuerza de Trabajo (ECFT), la cual establece que la pérdida total de empleos durante la pandemia fue de 470 mil puestos de trabajo.

Dijo que es imposible que se hayan recuperado 714,551 puestos de trabajo, tal y como aseguran las autoridades, si en realidad solo se perdieron alrededor de 470 mil.

“Si se hubiera recuperado esa cantidad de empleos, eso significa que el actual gobierno ya habría recuperado el 100% de los empleos perdidos en la pandemia, y además habría creado 245,056 adicionales; naturalmente, eso es imposible, debido a que aún en los mejores tiempos de crecimiento económico, nunca se han creado más de 120 mil empleos por año. La verdad es que la pérdida de empleos provocada por el Covid-19, todavía no ha logrado recuperarse; y hacen falta alrededor de 192 mil 500 puestos de trabajo para lograrlo”, dijo.

Sector salud
“Lamentó que el estado por el atraviesa el sistema de salud dominicano”

Con relación al proceso de vacunación contra la pandemia de la Covid-19, el tres veces presidente, expresó que desafortunadamente, las autoridades no alcanzarán la meta deseada en el plazo previsto.

“De una meta de vacunar a 7.8 millones de personas para fines de este año, el 80 por ciento de estos, es decir, 6,2 millones, para junio, en la actualidad han recibido una dosis 5.7 millones y dos dosis 4.5 millones de ciudadanos. Por consiguiente, a agosto de este año, todavía faltaban 1.7 millones de personas por vacunar para completar la meta propuesta para junio del año en curso”, insistió Fernández.

El presidente de la Fuerza del Pueblo, fue reiterativo sobre el estado deplorable por el que atraviesa el sector salud en el país. Citó la falta de atención en enfermedades crónicas no transmisibles como el cáncer, la hipertensión arterial, la diabetes, y la insuficiencia renal, que han traído como consecuencia, aumento de morbilidad y muertes que pudieron haberse evitado.

Indicó que lo mismo ocurre en el área de atención primaria, el cual se observa un abandono total. También predomina una inadecuada infraestructura y equipamiento, donde a veces falta hasta el agua, así como desabastecimiento de insumos y medicamentos.

Fernández, mostró su pesar por la baja capacidad resolutiva, que exhiben los hospitales del país, lo cual se refleja en largas listas de espera para consultas especializadas, tardanzas en programación de cirugías electivas, escasez de pruebas de laboratorios y otros estudios diagnósticos; sin dejar de mencionar la falta de recursos humanos, técnicos y profesionales, causada por las indiscriminadas cancelaciones de profesionales y técnicos de alta calificación en el área.

Reformas Institucionales

Fernández, mencionó que todo lo relativo a la transparencia, la rendición de cuentas y a la lucha contra la corrupción y la impunidad, no se ha iniciado en esta gestión gubernamental, pese al interés manifestado por el gobierno sobre ese objetivo.

Dijo, que es preciso recordar, que durante su primer gobierno, en 1996 se puso en ejecución un plan integral orientado hacia la reforma y modernización del Estado dominicano. Se creó la Comisión Nacional de Reforma del Estado (CONARE), la Comisión Presidencial de Reforma de la Justicia y una comisión de 15 juristas para la modificación de los códigos legales.

También, durante sus gobiernos, se aprobaron la Ley Orgánica de Presupuesto para el Sector Público; la Ley de Crédito Publico; la Ley de Tesorería Nacional; la Ley de Planificación e Inversión Pública; la Ley sobre Compras y Contrataciones de Bienes, Servicios y Obras Públicas; la Ley que crea el Sistema Integrado de Administración Financiera del Estado; la Ley que Instituye el Sistema Nacional de Control Interno y de la Controlaría General de la República; la Ley Orgánica de Administración Pública. La ley sobre Función Pública; y la Ley que crea la Estrategia Nacional de Desarrollo 20-30.

De igual modo, se crearon la Dirección Nacional de Persecución de la Corrupción Administrativa (antecesora de la actual PEPCA), el sistema de Declaración Jurada de Bienes, la Comisión de Ética Pública y Combate a la Corrupción, y las comisiones de auditoria social.

Con la proclamación de la Constitución del 2010, se dio origen al surgimiento de nuevas instituciones que actualmente juegan un rol estelar en nuestro sistema democrático, como son el Tribunal Constitucional, el Consejo del Poder Judicial, el Consejo Superior del Ministerio Público, el Tribunal Superior Electoral, el Tribunal Superior Administrativo y el Defensor del Pueblo.

Sobre la independencia del Ministerio Público
“Dice carece de sentido modificar Carta Magna para Introducir algo que ya existe”

Respecto a la idea de reforma de la Constitución de la República, para establecer la independencia del Ministerio Público, manifestó que la organización que él preside, La Fuerza del Pueblo (FP), considera que ya en su artículo 170, la Carta Magna precisa que esa institución goza de autonomía funcional, presupuestaria y administrativa; y lo mismo señala el artículo 2 de la Ley Orgánica del Ministerio Público.

Resaltó, que como los términos autonomía e independencia significan lo mismo, carece de sentido pretender modificar la Ley de Leyes para introducirle algo que ya existe. Constitucional y legalmente el Ministerio Público en la República Dominicana es independiente.

Finalmente, puntualizó, que toda la base institucional para la existencia del Estado Social y democrático de derecho surgió como iniciativa de los gobiernos que él presidió.

Secretaría de Comunicación
Fuerza del Pueblo