Bogotá, Colombia.- Mercenarios colombianos detenidos por el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moise, aseguraron que fueron contratados para capturarlo y entregarlo a la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA), reveló el jueves la policía de Colombia que apoya la investigación.
El general Jorge Vargas, jefe del organismo, dijo en rueda de prensa que los exmilitares dieron esa versión en el marco de las pesquisas que llevan a cabo las autoridades haitianas con el respaldo de agentes colombianos de inteligencia.

Inicialmente su idea era «planear el arresto del presidente y ponerlo a disposición -y esto es lo que dicen ellos (…)- de la DEA», comentó el oficial.

Moise fue asesinado el 7 de julio por un comando armado que irrumpió en su residencia de Puerto Príncipe. En el ataque -en el que participaron unos 26 colombianos y dos estadounidenses de origen haitiano- resultó gravemente herida su esposa, Martine.

Según Vargas, el comando se dividió en dos grupos, uno de siete hombres que fueron los que finalmente asaltaron la vivienda donde «no se produjo el supuesto arresto, sino la muerte del presidente». El resto del grupo les prestó apoyo.

Las fuerzas haitianas mataron a tres colombianos y detuvieron a otros 18 supuestamente implicados.

Vargas no ofreció más detalles sobre la versión de los mercenarios sobre el supuesto plan de captura ni la relación con la DEA, pero sugirió que pudo tratarse de un engaño y que solo unos cuantos sabían el propósito real de la operación.

– Rompecabezas –
La policía colombiana estableció que los exmilitares Duberney Capador y Germán Rivera, el primero abatido y el segundo bajo arresto, fueron los encargados de planear la supuesta «operación de arresto».

Ellos informaron a los demás colombianos «que esa era la actividad que iban a realizar», recalcó el general Vargas.

Sin embargo, la investigación no ha determinado si en algún momento comunicaron a los otros miembros del comando sobre el complot para asesinar a Moise.

El presidente Iván Duque, en entrevista con la emisora La FM, dijo que «todo apunta» a que entre los exmilitares que viajaron a Haití solos algunos sabían del propósito real de la operación.

«Hay un grupo importante (de colombianos) que fueron llevados con una supuesta misión de protección, pero dentro del grupo hay uno más reducido que eran los que aparentemente tenían el conocimiento detallado de lo que sería una operación criminal», sostuvo.

Y añadió que Colombia está aportando esa información «para que las autoridades haitianas reconstruyan todo el rompecabezas».

Los presuntos responsables del complot, Capador y Rivera, viajaron en mayo a República Dominicana para cruzar la frontera con Haití, donde tuvieron contacto cada uno con más de 10 personas, detalló por su parte el comandante de la policía.