SANTO DOMINGO.- Dos de los colombianos presuntamente implicados en el asesinato del presidente de Haití llegaron a la isla por Punta Cana el 4 de junio y cruzaron al vecino país por el puesto fronterizo de Carrizal, releva el diario El Tiempo citando documentos oficiales.

Entre estos estaría Manuel Antonio Grosso Guarín, quien hasta 2019 fue uno de los militares mejor preparados de Colombia y en 2013 estuvo en el Grupo de Fuerzas Especiales Antirerroristas Urbanas.

Chequera de Moïse figura como una de las evidencias encontradas a implicados, según autoridades
Chequera de Moïse figura como una de las evidencias encontradas a implicados, según autoridades
Aunque su entrada a Haití junto a tres compañeros se dio dos días después del aterrizaje en Punta Cana, Grosso Guarín, se tomó el tiempo de hacer turismo en su camino hacia la vecina nación, de acuerdo con fotos suyas en el Faro a Colón.

En sus redes sociales este compartió fotos con Mario Antonio Palacios Palacios, quien supuestamente tendría ascendencia haitiana.