Santo Domingo.- El apresado exprocurador Jean Alain Rodríguez envió una carta manuscrita a la periodista Alicia Ortega en la que volvió a repetir que opina que está pagando con prisión no la corrupción que se le achaca sino lo que le hizo a su sucesora, Miriam Germán Brito, cuando el año 2019 la sometió a una atropellante interpelación como jueza de la Suprema Corte de Justicia.

«Esta persecución implacable es una consecuencia de aquel desafortunado incidente en el Consejo Nacional de la Magistratura con la ex jueza y hoy procuradora General de la República», dice en su misiva a Ortega quien la leyó íntegra esta noche en su programa de televisión.

La petición de disculpas públicas que hizo luego de la agresión a Germán Brito es considerada como ejemplo de cómo no se debe requerir perdones, al haberla plagado de autojustificación, al punto de que Jean Alain Rodríguez vio cómo algunos de sus propios compañeros de partido decidieron tomar distancia de él.

Ahora que se encuentra tras las rejas en la fase inicial del denominado caso de corrupción Medusa, el exprocurador repitió que tras «el acoso, persecución y múltiples allanamientos, el pasado 29 de junio fui a ponerme a disposición de las autoridades, sin haber sido citado previamente y sin conocimiento de que existía un proceso en mi contra».

«Es evidente que este proceso ha sido contaminado por presiones de terceros ajenos al Ministerio Público y supongo que al Poder Ejecutivo. Implicados en casos emblemáticos de corrupción y políticos, que han expresado que mantienen vínculos, acceso, comunicación e intercambio de información sensible con el órgano persecutor, insinúan públicamente que trazan la agenda del Ministerio Público», añade en su carta.

Carta de Jean Alain a la periodista Alicia Ortega, enviada a través de sus abogados.

La misiva, fechada incorrectamente en junio y no en julio,prosigue: Todas estas maniobras y comportamiento extraños indican que las pasiones están desbordadas y que se intenta disfrazar una inquina personal y venganza con el velo sutil que cubre la mirada de la justicia.

Es mi íntima preocupación que una aspiración tan noble del pueblo dominicano sea perturbada por esas conductas al margen de la ley.

Tengo plena consciencia de ser el principal blanco, lo comprendo, lo acepto y lo he sufrido; me indigna que detrás de ese objetivo atropellen, humillen, acosen y trastornen la vida de más familias y contraríen nuestro sistema de Justicia.

El objetivo de apresurar mi detención tenía como foco impedir el intercambio que había anunciado con la opinión pública nacional.

Tengo mucho que decir, el país merece saber lo que se pretende ocultar a la fuerza. Esperemos que cese la vulneración del debido proceso y que se respete la libertad de expresión