SANTO DOMINGO.- El presidente dominicano, Luis Abinader, condenó este miércoles el asesinato de su homólogo haitiano, Jovenel Moise, un crimen que «atenta contra el orden democrático de Haití y de la región».

«Lamentamos y condenamos el magnicidio del presidente haitiano, Jovenel Moïse y la primera dama, Martine Moïse. Este crimen atenta contra el orden democrático de Haití y de la región. Nuestras condolencias a sus familiares y al pueblo Haitiano», dijo Abinader en un mensaje de Twitter.

Moise fue asesinado por hombres armados en su residencia en Puerto Príncipe y la primera dama resultó gravemente herida en el ataque, según informó el primer ministro interino, Claude Joseph.

Tras el asesinato, el Gobierno dominicano ordenó el cierre de la frontera terrestre y el refuerzo de la vigilancia en la zona, según una fuente militar.

Se reune con altos mandos militares

Este miércoles el presidente Abinader se reunió durante unas dos horas con los altos mandos militares de la República Dominicana y analizaron la situación de Haití, donde este miercoles en la madrugada un «comando armado» asesinó al presidente Jovenel Moise y provocó heridas a su esposa, la cual también falleció.

En el encuentro, en el que también participaron los directores de la Policía Nacional y la Dirección Nacional de Control de Drogas, se produjo en la sede del Ministerio de las Fuerzas Armadas, horas despues de que el Mandatario dominicano dispusiera el cierre tempral de la frontera con Haití y el incremento de la vigilancia en todas las comunicades fronterizas.

El Jefe del Estado llegó poco después de las 8:00 de la mañana al referido recinto y se marcó después de las 10:00.

Mercenarios que «hablan español»; activan alerta en RD

Los primeros informes de seguridad indican que en el comando que atacó a Moïses había mercenarios que «hablaban español» por lo que se sospecha que son colombianos o ciudadanos de otro país sudamericano.

Fuentes militares dominicanas revelaron que existe el temor de que algunos de los que participaron en el magnicidio hayan penetrado a la República Dominicana y desde aquí intenten volver a su país de origen. Ante esta situación ha sido activado un alerta en puertos y aeropuertos para que investiguen a cualquier persona sospechosa que ntente salir del país, dijeron.

Intensa tensión

Moise, de 53 años, ganó las elecciones presidenciales de su país en primera vuelta el 27 de noviembre de 2016 y asumió el 7 de febrero de 2017, proceso que apenas contó con la participación del 21 por ciento de los electores.

Desde el año pasado enfrentaba protestas violentas promovida por grupos opositores, quienes exigían su salida del poder alegando que su periodo concluía el 7 de febrero pasado en el entendido de que el misimo se contabilizaba desde el 7 de febrero del 2016 pese a que él tomó posición en 2017.