DAJABON, República Dominicana.- Cientos de dominicanos marcharon por las calles de este municipio para exigir al Gobierno que no permita la construcción de un canal que desvie hacia Haití el cauce del río Masacre.

Los manifestantes llegaron en autobuses y vehículos particulares y se aglomeraron en el parque Duarte, frente al Ayuntamiento municipal, desde donde partieron hasta el consulado haitiano en Dajabón, donde fueron esperados por tropas del Ejército y agentes policiales que rodearon la zona para prevenir incidentes.

“Ellos allá, nosotros aquí, Haití es Haití y República Dominicana es República Dominicana”, fueron algunas de las consignas que vociferaban los manifestantes, entre los cuales estaba la diputada del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) Sonia Aguero, exgenerales y otros altos militares retirados.

También marcharon productores agrícolas y pecuarios, quienes explicaron el desvío del Masacre amenaza la subsistencia de los habitantes de Dajabón, Montecristi y otras localidades fronterizas.

Manuel Nicolás Solano, portavoz de los manifestantes, declaró que «Haití se equivoca si piensa que se saldrá con la suya con el levantamiento de esa infraestructura hídrica».

Agregó que «las autoridades haitianas están violando el Tratado de Paz, Amistad Perpetua y Arbitraje, firmado en 1929, y que establece que está prohibido desviar las fuentes hídricas de uno y otro país».

Advirtió que las comunidades fronterizas están en riesgo si el Gobierno dominicano acepta la construcción de esa obra. «Las actividades agropecuarias desapareceran y el consumo de agua para la población fronteriza disminuira en forma drástica», expresó.