Abogados de la defensa del mayor general Adán Cáceres Silvestre aseguraron este jueves que la prisión preventiva dictada contra su defendido se debió al “miedo” de la jueza a ser condenada por la sociedad.

En un comunicado enviado a los medios, los abogados indicaron que esto se debió a que el Ministerio Público, desde antes de la primera audiencia, convirtió a Cáceres Silvestres en culpable, hasta demostrar lo contrario.

Romer Jiménez, en nombre de la defensa del implicado en el caso Coral, afirmó que la jueza de la instrucción del Distrito Nacional Kenya Romero ordenó encerrar a Cáceres durante año y medio sin referir elementos para presumir que él intentaría sustraerse del proceso u ocultar pruebas.

Precisó que el Ministerio Público presentó miles de páginas de documentos en apoyo de su solicitud de medidas de coerción, los cuales recopiló mientras el imputado se encontraba en libertad y consciente de que estaba siendo investigado.

Jiménez consideró que el proceso primó más “el sensacionalismo de un mercadeo judicial donde primero se busca condicionar a la opinión pública sobre la culpabilidad del imputado basadas en falsas pruebas, las cuales serán desmontadas en su debido momento”.

Dijo que con acciones como a las que a un imputado se le desconocen sus derechos a una legítima defensa, se le termina haciendo daño a la lucha contra la corrupción.

Explicó que Adán Cáceres ofreció documentos que prueban el origen de su patrimonio y el Ministerio Público se negó a recibirlos, lo que le da a entender que “no había interés” en que el acusado probara la forma en que lo adquirió.

Calificó de insólito que el Ministerio Público dijera que el desfalco al Estado dominicano alegadamente cometido por Adán Cáceres, mientras fungió como jefe del Cuerpo de Seguridad Presidencial (Cuse) en el período 2012-2020, fuera de tres mil millones de pesos.

Dijo que inobservaron, con la intención de explotar el sensacionalismo, que esos recursos representan la totalidad de los fondos asignados al Cusep en los ocho años investigados.

FUENTE: DIARIO LIBRE