Santo Domingo.- El expresidente del Senado, Ramón Alburquerque, reconoce que es crítico del gobierno de su propio partido porque aún aspira a ser presidente de la República.

De hecho, critica que el Poder Ejecutivo tenga –a su parecer– una fuerte influencia en los legisladores, al punto de alertar que es lesivo para la democracia.

Según una entrevista de Alburquerque ofrecida a Diario Libre, él todavía no quiere revelar cuál fue el cargo de alto nivel que acordó con Luis Abinader y, en vez, el presidente lo nombró en un puesto directivo que rechazó y del que aún habla con cierto enojo.

Alburquerque ha encontrado en Twitter un medio para “divertirse” –como dice–. En esta red social es asiduo en comentar temas de actualidad y en opinar sobre la gestión presidencial de Abinader, quien es miembro del Partido Revolucionario Moderno (PRM), del que el exsenador es integrante de su Dirección Ejecutiva.