Santo Domingo.- Un dirigente del Partido Revolucionario Moderno se “crucificó” la mañana de hoy en Puerto Plata en reclamo de empleos para las bases de esa organización política.

Se trata del perremeista, Mario Almonte, quien tiene un mensaje en la cruz que reza: “Presidente, sin la base no se juega pelota”.

La semana, dirigentes del PRM en Nueva York y en Jarabacoa protestaron y exigieron al gobierno empleos y cancelar a los dirigentes del PLD.

También, el dirigente del Partido Revolucionario Moderno, Eddy Olivares, dijo que los dominicanos que viven en la comunidad del exterior, tiene derecho a ser parte del gobierno.

Señaló que cuando el PLD tenía el control de todo, los dominicanos residentes en Nueva York desafiaron al expresidente Danilo Medina.