Yo soy de un pueblo, como es sabido, todos nos conocemos, por eso me llama a la atención el accionar del fiscal de Santiago, José Francisco Núñez sobre el allanamiento a la residencia del alcalde Abel Martínez.

Cuando digo, que en los pueblos todos se conocen, esto abarca al fiscal de Santiago, que sabe donde quedan las propiedades de Abel Martínez.

A nadie se le puede ocurrir y pensar, que el fiscal Núñez realizará un allanamiento “así por así” y menos enfrentado a un político que dijo el año pasado que va a aspirar a la presidencia y que además, es la máxima autoridad del municipio. Y no solamente eso, es el líder política de ciudad. Hay algo que no cuadra.

El fiscal de Santiago, José Francisco Núñez, a quien no conozco, entró a la carrera del Ministerio Público en el 2008 y fue designado titular en Santiago, en el 2018. Todos sus ascensos han sido bajo la gestión presidencial y el dominio de la Procuraduría del Partido de la Liberación Dominicana.

¿Por qué usar Fibrasina?

Veo correcto que el PLD y Abel Martínez, se victimicen ante un “errror provocado” y que alcalde y su equipo, lo utilicen para promover la candidatura presidencial por el PLD. Cuando digo provocado, es por la simple razón de que el fiscal es de Santiago y allá se conocen todos, mansos con los cimarrones. A otro con ese cuento.