Santo Domingo. El exsenador de Azua, Rafael Calderón, aseguró que César Prieto tenía información de que el Ministro Público lo iban a llamar para investigarlo, lo que fue el detonante para que tomara la decisión de suicidarse junto con el cuadro de depresión que tenía.

“Aparte de los problemas personales, parece que recibió mucha presión y entendió que iba a recibir el mismo tratamiento que recibieron los que han sido imputados de corrupción”, afirmó Calderón.

El dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) especuló que el suicida debió entender que “no podía soportar esos niveles de violación a su derecho a preservar la dignidad de su persona”.

En su visita a la funeraria donde se velan los restos de Prieto, Calderón dijo que si se quiere someter a alguien a la justicia se deben respetar los principios establecidos en las leyes para que no haya sesgos de legitimidad.

El diputado Gustavo Sánchez manifestó que el suicidio tuvo algo que ver con la forma en que el Ministerio Público se comporta como un “vamos con todo y por todo”.