Santo Domingo.-El Coordinador del Movimiento Rebelde (MR), Juan Hubieres, aseguró que el ministro de Industria y Comercio y el gobierno siguen la misma política del expresidente Danilo Medina, de golpear la economía del aparato productivo aumentando los precios de los combustibles cuando en la actualidad deberían bajar.

Puntualizó que los precios del crudo a nivel internacional se redujeron la semana pasada y se quedaron entre 50.03 y 46.68 dólares respectivamente los tipos Brent y WTI para los mercados internacionales entregar en diciembre, sorprendentemente en el país precio suben cuando debería ser lo contrario.

“La clase media dominicana, los choferes, los motoconchos, motoristas y las amas de casa vuelven a ser castigados por la fórmula Ito Bisonó y el gobierno con los nuevos aumentos de precios para esta semana, mientras a los grandes emporios mineros, zona franca, hoteleros, Barrick Gold, Falcondo, generadores eléctricos, Metaldom, contratistas del gobierno, productores de cemento, entre otros son beneficiados con centenares de miles de millones de pesos y dólares de ganancias extras para que aumenten sus hiper beneficios para que sus dueños sean más ricos y el resto de la población sea más pobre cada día”, explicó Hubieres.

Juan Hubieres dijo, además, que con la fórmula actual que utilizan las autoridades para imponer los precios, solo se busca condenar a la pobreza a las PYMES y todos los consumidores que no tienen posibilidad de evadir impuestos y los altísimos costos demoledores para la economía popular en la cadena impositiva y comercialización, la cual proporciona riquezas de unos pocos que por demás mantienen salarios públicos.
El Movimiento Rebelde demanda del nuevo gobierno una nueva política en el mercado de los combustibles en favor del pueblo dominicano y no para el brutal enriquecimiento de grupos de poder y consorciados intocables, que muchos realizan todo tipo de trampas para adulterar los componentes químicos de esos combustibles o disminuyen la cantidad y la calidad del galón que pagan los consumidores totalmente desamparados por las instancias del estado que están llamadas a proteger a los consumidores y no ser los padrinos de las mafias de los combustibles en el país.

“Los grandísimos pulpos están actuando a sus anchas malignas bajo el manto protector de industria y comercio; Pro-Consumidor y el Estado en sentido general. En estos momentos los precios internos de los combustibles tienen que estar con un mínimo de un 35% menos para el desarrollo agropecuario y de los consumidores en sentido general aplicando una simple regla de tres y no precios antojadizos”; señaló el también exdiputado Juan Hubieres.