SANTO DOMINGO.- Fue llevado de emergencia este martes a una clínica de la capital el excontralor Rafael Germosén, uno de los exfuncionarios del pasado gobierno apresados en la Operación Antipulpo por corrupción administrativa y contra quien el juez Alejandro Vargas, de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, podría ordenar prisión preventiva como medida de coerción.

Los médicos que le atendieron dijeron que el malestar que sintió puede haber sido provocado por el estrés de la prolongada audiencia de anoche.

Después de que le atendieron el imputado fue devuelto a la cárcel del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, informó Patricia Lagombra, directora del Nuevo Modelo Penitenciario.

“Ciertamente, lo llevamos un momento a la clínica. Tenemos el cuidado de que el señor Rafael Antonio Germosén Andújar, como los demás arrestados en la Operación Antipulpo y todos los internos del Nuevo Modelo, reciban las atenciones médicas requeridas de manera oportuna. Pudimos retornarlo al Palacio de Justicia, en donde nuestro personal se mantiene pendiente de él”, indicó.