Ministerio de la Mujer resalta debilidades en Proyecto de Ley sobre violencia contra la mujer

Santo Domingo.- El Ministerio de la Mujer se reunió con la Comisión Permanente de Asuntos de la Familia y Equidad de Género del Senado de la República, donde presentó su posición no favorable a la iniciativa Legislativa del proyecto de Ley que crea el sistema de apoyo integral para la Prevención, Sanción y Erradicación de la violencia contra las mujeres, propuesto por el senador Félix Ramón Bautista Rosario.

Destacó que el proyecto legislativo carece de un enfoque integral de garantía de una vida libre de violencia y de derecho humanos, por la manera en que plantea sus definiciones y tipos de violencias, en las cuales no considera la diferencia entre discriminación y violencia, y concibe una respuesta débil y no estructuralmente integral, ya que este proyecto de ley no fortalece los ámbitos y sectores, que den una respuesta a la violencia contra las mujeres, niñas y adolescentes.

El Ministerio de la Mujer, Mayra Jiménez, señaló que ni las definiciones, ni la configuración de los tipos de violencia que plantea el Proyecto de Ley se fundamentan con enfoque de género y derechos humanos, exponiendo como ejemplo la estructura del feminicidio, que reconoce que será posible en el marco de una relación de pareja y esta hipótesis legal está lejos de responder y reconocer los elementos constitutivos de un delito especial que quita la vida de tantas mujeres y está fundamentalmente vinculado a la desigualdad, discriminación y a un conjunto de violencias que sufren las mujeres, adolescentes y niñas a lo largo de su vida.

La Institución destacó que, con respecto a la gobernanza y rectoría del sistema, esta iniciativa legislativa violenta las competencias institucionales y desconoce la labor de atención y la red de servicios que componen el sistema de atención, persecución y sanción a la violencia. Esto se evidencia cuando otorga la rectoría de un sistema que supone dar respuesta integral al Ministerio Público, por lo que determina que este proyecto de ley representa una respuesta institucionalmente débil y reduccionista respecto al reconocimiento de los derechos de las mujeres.