Aspiraciones presidenciales de Abel Martínez desatan los demonios en el PLD

El Partido de la Liberación Dominicana vivía un momento de tranquilidad y de paz sosiego pese haber perdido las elecciones presidenciales, pero todo cambió la semana pasada tras Abel Martínez revelar sus aspiraciones presidenciales prematuras, desatando los demonios en esa organización política.

“Quien cambia una ciudad, cambia un país”, rezan los eslogan de promoción en vallas gigantes de la candidatura de Martínez.

Uno de los primeros en reaccionar, fue el miembro del Comité Político del PLD, Melanio Paredes, quien calificó como un error del alcalde Abel Martinez el salir o permitir que allegados a él falsan a realizar promociones proselitistas en estos momentos.

Paredes se expresó en esos términos al referirse a las vallas colocadas en diferentes puntos del país, las cuales proyectan al alcalde como posible aspirante a la presidencia de la República.