Partidos de oposición de Haití niegan haberse reunido con el presidente

PUERTO PRÍNCIPE.- Varias organizaciones y partidos políticos de la oposición haitiana desmintieron este lunes al presidente Jovenel Moise y negaron haber mantenido reuniones con el mandatario acerca de la organización de las elecciones.

“No se está discutiendo actualmente con la Presidencia ninguna negociación en torno a un acuerdo”, afirmó en un comunicado la Dirección Política de la Oposición Democrática, plataforma que aglutina a varios partidos opositores, entre ellos el Sector Democrático y Popular, uno de los principales del país.

El pasado viernes, Moise afirmó en un discurso a la nación que lleva negociando tres meses con la oposición la organización de elecciones y de un referéndum para aprobar una nueva Constitución.

“Durante los últimos tres meses, he tomado la decisión personal de entablar un diálogo con los principales actores de la escena política. No necesito mencionar ningún nombre. Estos diálogos están en un nivel muy avanzado”, dijo Moise.

En su comunicado, los partidos de la oposición acusaron a Moise de “tratar de engañar a la población”, a la vez que demandaron un “diálogo serio, sin pretensiones y sin exclusiones entre quienes realmente quieren volver al funcionamiento normal de las instituciones”.

El mandatario propuso el viernes que se redacte una nueva Constitución antes de celebrar las elecciones legislativas, aplazadas desde 2019, y las presidenciales y municipales inicialmente previstas para 2021 y a las que no podrá presentarse el actual mandatario.

Moise considera que la actual Constitución es una de las principales fuentes de inestabilidad política, que ha sido constante desde julio de 2018, cuando se desataron las primeras protestas contra el mandatario, que es acusado por sus rivales de estar implicado en casos de corrupción.

Debido al aplazamiento de las legislativas, el Parlamento bicameral está clausurado desde el pasado enero, cuando acabó el mandato de los diputados y la mayoría de los senadores, y desde entonces el país es gobernado por medio de decretos presidenciales.