Puerto Príncipe, 23 oct (Prensa Latina) El presidente de Haití, Jovenel Moise, apeló hoy a la modificación de la Constitución, antes de emprender el proceso electoral que debe elegir a los gobiernos locales y parlamentarios.

Moise dijo que el país necesita una carta magna moderna, adaptada a las demandas y desafíos próximos de la nación, mientras preserva el legado democrático alcanzado en 1987.

«Esta nueva Constitución debe adaptarse a nuestra cultura. Debe ser sencilla. Debe ser clara como el agua. Y debe ser fácil de aplicar», dijo el mandatario en su discurso a la nación este viernes.

Acotó que la Ley Fundamental, debe permitir que el país se gobierne fácilmente sin la colisión entre los tres poderes del Estado.

«Hago un compromiso solemne frente a todos los haitianos, frente al mundo entero, no pido cambiar la Constitución para poder disfrutar de alguna ventaja. No seré candidato en las próximas elecciones. Quiero, como todos los demás, que todos los haitianos que aman el país pongan a Haití en el camino del cambio», aseguró en su mensaje trasmitido por la televisión local y las redes sociales.

Manifestó que el proceso electoral debe ocurrir tras las modificaciones constitucionales para poner fin a la inestabilidad y permitir el surgimiento de la nueva nación.

De igual manera, aseveró que desde hace tres meses están en marcha las conversaciones con importantes actores de la escena política. «No necesito nombrar a nadie, estos temas han alcanzado un nivel muy avanzado», confirmó.

El plan electoral de Moise ecibió muchas críticas de sectores opositores y personalidades para los cuales el país no tiene condiciones para enfrentar sufragios.

A pesar de los anuncios del mandatario, aún no se concertó un calendario electoral, y los principales partidos políticos negaron su participación en comicios supuestamente arreglados.

El presidente pidió dejar a un lado todo lo que genera divisiones y emprender el camino hacia el desarrollo, crecimiento económico, creación de riquezas, la paz y prosperidad.

Hagamos una cadena de solidaridad que nos permita salvar a nuestro país de esta catástrofe política y económica, concluyó el mandatario.