Barranquilla.– Un paciente de 92 años de edad, con insuficiencia renal y pulmonar que estaba conectado a un respirador artificial en su residencia en la ciudad colombiana de Santa Marta, murió el pasado fin de semana cuando la empresa de energía le cortó el servicio a su vivienda.

Los hechos, ocurridos el pasado fin de semana en esa ciudad el Caribe colombiano, motivaron la apertura de una investigación por parte de la Fiscalía General de la Nación y el inicio de un proceso judicial por parte de los familiares del fallecido en contra de la empresa Electricaribe.

El caso tomó mayor notoriedad en Santa Marta porque el paciente fallecido, José Miguel Dau David, era un médico dermatólogo retirado que había gozado de gran prestigio en la ciudad.

La periodista y presentadora del noticiero del Senado de Colombia Karol Dau, hija del médico fallecido, se había pronunciado en su cuenta de Twitter cuando se produjo la suspensión del servicio por parte de los operarios de la empresa.

“Mi papá está bastante delicado de salud, con atención médica en casa, con oxígeno y llegan y cortan, en plena pandemia, el servicio de energía. Los recibos están en reclamación por cobros excesivos e injustificados. De verdad que falta de humanidad”, publicó Dau en la red social. Pocas horas después ocurrió el fallecimiento.

Al respecto, la empresa emitió un corto comunicado para referirse al caso: “Electricaribe lamenta el fallecimiento del señor José Miguel Dau David en la ciudad de Santa Marta y presenta sus condolencias a toda su familia. La empresa se abstiene de cualquier comentario en torno al deceso del señor Dau”.

MÁS PROBLEMAS CON ELECTRICARIBE

La muerte del médico en Santa Marta se suma a los problemas presentados en días recientes con la empresa Electricaribe, que presta el servicio de energía en el norte de Colombia en donde viven más de diez millones de habitantes.

El pasado lunes una mujer de 27 años identificada como Johana Montañez de la Cruz que caminaba por la calle en el suroeste de la ciudad de Barranquilla murió electrocutada cuando le cayó un cable de alta tensión.

Habitantes del barrio Carlos Meisel denunciaron que desde hacía varios días le habían solicitado a Electricaribe la reparación de las redes, pero la empresa no atendió el llamado.

Otro caso en el que resulta vinculada la empresa ocurrió hace cinco meses en el sureste de Barranquilla cuando a un niño de 12 años le cayó un cable de alta tensión causándole quemaduras de tercer grado en gran parte del cuerpo.

El menor todavía no se ha podido recuperar debido a la gravedad de las lesiones.

De acuerdo con las informaciones entregadas por sus familiares, al menor le practicaron cinco operaciones en las cuales le hicieron injertos de piel y carne a raíz de su delicado estado de salud y debió estar ocho días en la Unidad de Cuidados Intensivos.

ELECTRICARIBE SALE DEL MERCADO

La empresa Electricaribe, que era de propiedad la de española Naturgy, antigua Gas Natural Fenosa, y que fue intervenida por el Gobierno de Colombia debido a los múltiples problemas en la prestación del servicio, saldrá del mercado de energía en las próximas semanas cuando sea reemplazada por las firmas Caribe Sol y Caribe Mar.

El pasado mes de marzo el Gobierno adjudicó a Empresas Públicas de Medellín (EPM) y al Consorcio de la Costa Caribe (Enerpereira y LatinCorp) la distribución de energía eléctrica del norte del país.

Actualmente Electricaribe suministra electricidad a los departamentos de Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, La Guajira, Magdalena y Sucre, en donde tiene 2,5 millones de clientes, con una población de 10 millones de habitantes.