La Oficina Nacional de Meteorología vigila la evolución y desarrollo de la tormenta tropical Gonzalo, la cual se encuentra en océano Atlántico norte a unos 1000 kilómetros al este/sureste del arco de las Antillas Menores, y cuyos vientos máximos se redujeron de 85 a 95 kilómetros por hora (kph).

La velocidad con que se desplaza el fenómeno atmosférico aumentó de 22 a 30 kph.

En otro orden, la ONAMET informó que la tormenta tropical Hanna, la cual se localiza a unos 510 kilómetros al este/sureste de Corpus Christi, Texas, se mueve oeste/noroeste a 15 kph, con vientos máximos sostenidos de 65 kph. Esta depresión, por su trayectoria y ubicación no representa peligro para el país.

Reducción de lluvias. Una onda tropical se localiza al suroeste del país mientras persiste una vaguada en los niveles altos de la troposfera, manteniendo nublados con algunos aguaceros hacia el litoral costero del Atlántico y la península de Barahona.

A medida que transcurran las horas del día se pronostica una disminución gradual de las precipitaciones debido al alejamiento de la onda tropical, lo que permitirá el ingreso de aire con menor contenido de humedad. Las lluvias que se puedan presentar en horas de la tarde estarán concentradas hacia el nordeste y algunos puntos de la cordillera Central.

Mañana sábado, una masa de aire seca asociada a partículas de polvo proveniente del desierto del Sahara comenzará a incidir en las condiciones del tiempo, pronosticándose pocas lluvias sobre la mayor parte de la geografía nacional, presentándose solo algunos chubascos hacia localidades de las regiones nordeste, sureste y la cordillera Central, especialmente en horas de la tarde.