SANTO DOMINGO.- Al celebrarse este 30 de mayo el 59 aniversario del ajusticiamiento del dictador Rafael L Trujillo, el Museo Memorial de la Resistencia Dominicana (MMRD) destacó los avances que ha tenido el país en materia de derechos humanos luego de que los dominicanos volvieran a la libertad después de 30 años de dictadura.

Adujo que “tras la muerte del dictador en 1961, el pueblo dominicano vio abrir las puertas a tantos sueños que se mantuvieron estancados, principalmente de miles jóvenes que soñaban con un futuro promisorio para la nación”.

“Nuestra democracia tuvo un precio, el cual tuvieron que pagar con su sangre miles de dominicanos que soñaban con un país más justo, con mayor libertad, hoy dejan un vacío, no solo para sus familiares, sino para el pueblo dominicano que los recuerda como grandes héroes que cambiaron el rumbo de la nación para que 59 años después pudiéramos transitar por el camino de la democracia y la libertad”, sostuvo la directora-fundadora del MMRD, Luisa De Peña Díaz.

Dijo que la institución que dirige seguirá trabajando para reconocer el valor que tuvieron tantos héroes y para que la juventud conozca su pasado y evite que se repita en el futuro.

De su lado, Manuel Tejeda, presidente de la Fundación 30 de Mayo, recordó que durante la dictadura predominó el terrorismo de Estado, los crímenes y la supresión de toda libertad, sumiendo al pueblo dominicano en la total desesperanza.

“A partir del ajusticiamiento del tirano para el pueblo dominicano se abrieron por fin las puertas de la libertad, y así comenzó a transitar por el camino de la democracia, en pro de un verdadero progreso”, sostuvo.

Para Tejeda, la sangre que derramaron tantos dominicanos tiene nombre y se llama “libertad”.